jueves, 7 de marzo de 2013

LA SENDA DEL JEDI (Reseña de uno de mis regalos de cumple)

¡¡Buenas a todos!! Hoy os ofrezco de nuevo una reseña. Si, ya lo sé, esta chica, que pesadita con sus reseñas de cosas frikis que nos molan, que pesadita con Star Wars y las espaditas laser... ¡¡ja ja ja, y lo que os quedará!! Pero esta reseña es especial. Es especial porque se trata de un inesperado regalo de cumpleaños (cumplí 29 el pasado 28 de Febrero) que me han hecho mis amigos. Yo no me esperaba nada, había recibido dinero de mis padres por mi cumple, que iba a gastar en ropa, que me hace falta, y quizá en algún caprichillo. Y sí, eso hice, me he comprado tres camisetas monísimas, y mi hermana y yo cenamos en el Vips el sábado pasado, porque lo valemos, ea. Pero antes, el Viernes 1 de Marzo por la noche, habíamos quedado para cenar en casa de mis amigos Amparo y Diego, en Pedrezuela. Al final de la cena, sin esperarlo, porque yo no había dicho nada de celebraciones, tuve un pastel de chocolate, un bailecito y regalos. Uno de ellos fue el CD de la peli de "Los Miserables"; que ya he escuchado, y aparte de un tercero, que ya os contaré, estaba este libro, "La Senda del Jedi"; sin duda sugerencia de Ismael, tan friki de la Saga de George Lucas como yo, o más aún (me ha invitado a jugar al rol en más de una ocasión, y sé que se lo pasan genial jugando, pero me da un poco de verguenza... ) En fin, como es de bien nacido ser agradecido, agradeceré el regalo con la correspondiente reseña del libro, muy sencillito y ameno de leer, además de muy interesante, que me ha encantado.

"La Senda del Jedi" pretende sobre todo ser un manual dirigido a los jóvenes iniciados o padawans que inician su adiestramiento en la Fuerza. Escrito a modo de manuscrito milenario, elaborado muuuuuucho tiempo atrás, y de la mano de diversos maestros, el manual informa a los jóvenes aprendices de los pilares de la Orden Jedi (Fuerza, Conocimiento y Autocontrol) además de instruirles en temas como los distintos aspectos de su adiestramiento, el comportamiento y atuendo que deben tener en el Templo y otros temas de importancia como la construcción de la espada laser, las distintas maneras de combate, y los diferentes caminos que el joven puede tomar una vez haya finalizado su instrucción como padawan y haya sido ordenado Caballero Jedi. Igualmente, también hay otros datos de interés, como la estructura del templo, la estructura jerárquica de la Orden Jedi, y su historia, la existencia de animales capaces de usar la Fuerza, y por supuesto, advertencias sobre los Sith y los peligros del Lado Oscuro. El libro esta pues, lleno de curiosidades. Sin duda, la senda del Jedi era realmente dura, y requería de un enorme compromiso y disciplina. Los días del joven iniciado o padawan aprendiz de la Fuerza estaban llenos de horas de duro estudio, meditación e intensivo entrenamiento. Las pruebas a las que el joven debía enfrentarse para ir subiendo peldaños en la jerarquía Jedi eran mucho más complicadas de lo que nunca me hubiera imaginado, incluso para pasar del grado más sencillo, el de iniciado, al de padawan que ya sería instruido por un maestro en particular, en lugar de formar grupo con otros estudiantes y prepararse todos juntos. La construcción del sable laser era otro rito de gran importancia, por supuesto, y una vez finalizado en nivel de padawan, se abrían muchos caminos ante el joven. Incluso aunque no superara las pruebas de iniciado o de padawan, el muchacho o muchacha podía seguir sirviendo como instruido en la Fuerza en alguno de los cuerpos Jedi, cosa de la que yo ya tenía noticia, pero que era mucho más amplia de lo que me esperaba. Existía en cuerpo agrícola, para ayudar a producir las cosechas que alimentarían a la Galaxia entera, los Cuerpos de bibliotecarios, archivistas e instructores (de gran importancia para ayudar a la formación de los jóvenes del Templo Jedi) el de sanadores, o incluso, el de exploradores, a menudo el primer contacto de la República Galáctica con mundos remotos no pertenecientes a ella. Todos ellos acogían a menudo a los jóvenes que no superaban las pruebas, pero igualmente, quienes sí las superaban podían escoger libremente servir allí. No obstante, lo más habitual era que un joven padawan que sí superara las duras pruebas que el Consejo imponía, continuara su formación junto con su maestro, y se entrenara en las alguna de las VII (sí, en números romanos) formas de combate con espada láser. Por defecto, todos los padawan eran entrenados en la forma I, la más básica de todos, pero después, podía especializarse en otra, como la defensiva forma III, la acrobática IV o la VI que era una especie de mezcla de todas ellas. La VII normalmente no se estudiaba, por considerarse una forma de combate violenta y agresiva, propia de los Sith y del Lado Oscuro

Jóvenes padwan entrenando con sus espadas de práctica, bajo la supervisión del maestro Yoda

Alñ ser aguerrido e impulsivo por naturaleza, Anakin Skywalker utilizaba habitualmente la ágil y acrobática forma IV de combate. Darth Maud usa un sable laser de doble hoja, arma propia de los Sith

Obi-wan Kenobi nos muestra la posición inicial de la forma de combate III, una manera de lucha mucho más defensiva y pausada, propia de su carácter sereno y conciliador

Una vez finalizada su instrucción como padawan, y superadas las pruebas, por fin se alcanzaba el rango de Caballero Jedi. El Jedi era entonces libre de servir a la Orden y a la República de la forma en que más le gustara. Podía por supuesto escoger unirse a los Cuerpos, pero lo habitual era que se convirtiera en un guardián o guerrero Jedi, defendiendo a los inocentes y la justicia (con sable de color azul) en un cónsul o embajador Jedi de la República, negociando en favor de la concordia y la paz en la Galaxia (con sable de color verde) o en un centinela, el grupo más oculto y secreto de los Jedi, rodeándose de lo que otros miembros de la Orden a menudo rechazaban, como la tecnología o los contactos de los bajos fondos. Los centinelas llevaban sable de color amarillo, y si os lo preguntaís, el rojo, un color agresivo, es el de los Sith, nunca el de un Jedi. Naturalmente, había muchas más salidas: maestro de armas, instructor en las naves "praexum" o naves de prácticas, reclutador en busca de nuevos potenciales de la Fuerza, sanador, vidente... ¡¡Un sinfín de posibilidades en las que hacer carrera!! Por supuesto otro camino de un Caballero Jedi era el de tomar a su cargo a un padawan o aprendiz, e instruirle hasta que pasara sus pruebas. Una vez hecho esto, se alcanzaba el rango de maestro, labor a la cual muchos Jedi dedicaban sus vidas. Como maestro, era posible también el acceso a alguno de los Consejos de la Orden, puesto que no solo existía el que vemos en las películas, que es el Alto Consejo, sino que había otros consejos menores. Entrar en el Alto Consejo era por supuesto, el máximo nivel que un maestro Jedi podía alcanzar, pudiendo llegar incluso a Gran Mestro de la Orden título que solo uno de ellos podía ostentar, siendo la máxima autoridad de los Jedi (en el caso de la pelis, ese es Yoda, por supuesto) Pero desde luego, ni el Caballero ni el Maestro Jedi descuidaban su formación y entrenamiento. El estudio de nuevos conocimientos, el entrenamiento para mejores sus habilidades con la espada laser, o la meditación y práctica de poderosas técnicas de la Fuerza seguían ocupando gran parte de sus horas. Con práctica y disciplina, muchos Jedis llegaban a desarrollar habilidades tales como la telekinesis, la mejora de sus facultades físicas y de sus sentidos, la precognición o incluso, transcender a la muerte como espíritus de la Fuerza (como hicieron Qui-Gong, Obi-wan e incluso Anakin Skywalker al redimirse de su pasado oscuro como Darth Vader)

El libro tiene pues, un sinfín de curiosidades para todo amante del Universo Star Wars. Aporta una gran cantidad de información sobre el pasado y las tradiciones de la Orden Jedi, y su estructura interna. Yo desde luego, nunca imaginé que las opciones de un Jedi pudieran ser tantas y tan variadas, incluso si aún si no superaba las pruebas de acesso al nivel siguiente de instrucción. Por supuesto, contiene el famoso Código Jedi, que reza así: 


Por supuesto esto a menudo lo vemos en las pelis, pero aquí lo tenéis completo, de la mano nada menos que del propio Yoda. Pero la curiosidad más curiosa y el detalle más divertido del libro es que, como viejo manuscrito, ha pasado por manos de numerosos maestros, algunos de ellos personajes míticos y bien conocidos de la saga. El Gran Mestro Yoda, Qui-Gong Ji, Obi-wan Kenobi, Anakin Skywalker antes de ser Darth Vader, su aprendiza Ashoka Tano o su hijo Luke son algunos de ellos, y no nos falta la perspectiva Sith del asunto, de la mano del conde Dooku y del propio Darth Sidius, el malvado Emperador, quienes también tuvieron el manuscrito en su posesión durante un tiempo. Se supone que Luke es su último dueño, por supuesto un Luke maduro, que busca en el manuscrito en consejo necesario para reconstruir la Orden Jedi, intentando decidir que tradiciones de la Antigua Orden  conservar y cuales cambiar para siempre. Pero todos los que lo han ido teniendo teniendo en su poder han ido dejando su marca en el antiquísimo manuscrito, en forma de notas, comentarios y reflexiones a pie de página que resultan divertidas de leer. Esas notas, cada una con una tipología de letra e incluso distintos colores, son un fiel reflejo de la personalidad de quienes las escriben, y del momento que vivieron. A través de ellas, vemos la serena reflexividad de Obi-wan, la fría maldad de Sidius, las ganas tremendas de Ashoka de ser toda una heroína Jedi, los aires de superioridad de Dooku , la sutil mezcla de arrogancia e inseguridad de Anakin o la ansiedad de Luke y su preocupación por dar la talla como Gran Maestro de la Nueva Orden recién fundada. ¡Y lo más divertido de todo es ver como se van contestando unos a otros! Las respuestas me han causado más de una sonrisa, sobre todo las de Ashoka a su nada ortodoxo maestro, esta chica es que tiene una gracia especial. 

En definitiva, "La Senda del Jedi" es un libro que ningún fan de la saga se debería perder, ameno, rápido de leer, interesante, y muy completo de información y curiosidades. A mí me ha encantado leerlo y seguir descubriendo cosas sobre este complejo Universo creado por George Lucas... y lamentablemente, próximo a ser destruido por Disney, igual que le pasó a Marvel, que queréis que os diga. Y con estom terminamos por hoy. Pero nos veremos pronto, ¿vale? ¡¡Saludos!!

2 comentarios:

Devastiel dijo...

Oye, pues feliz cumpleaños con retraso. Es un buen regalo :)

Judith dijo...

Felicidades atrasadas también!
No soy afín a esta saga pero supongo que un libro explicativo no viene para nada mal, es cuestión de conocer mas y listo.
Besos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...