sábado, 19 de noviembre de 2011

DENTRO DEL LABERINTO (Reseña y recomendacion de un clasico ochentero)

Guardaba un grato recuerdo de esta pelicula. Es uno de esos clasicos de los 80 que vi de pequeñaja, y que, probablente junto a otros titulos (algunos que ya he comentado aqui como "Los Goonies" o "El chip prodigioso", y otros que no como "Cariño he encogido a los niños" ) marcaron mi infancia y contribuyeron a mi pasion por el cine, y por el genero fantastico y de ciencia-ficcion en especial. Esperaba que la emitieran en algun lugar, mi fe etaba puesta en el ciclo de los 80 de la Sexta 3, pero nada, o si la emitieron, no me debi de enterar de cuando. El caso es que "Dentro del laberinto" es un maravilloso trabajo, obra y gracia del talento y la imaginacion del genial Jim Henson, quien ya era famoso por sus mundialmente conocidos y entrañables teleñecos, y habia colaborado en otros films inolvidables como "El cristal oscuro". En esta ocasion, el maestro de las marionetas nos lleva, de la mano de Sarah, la joven protagonista (una jovencisima Jennifer Conelly) a un magico la laberinto habitado por las mas extrañas y sorprendentas criaturas, donde nada es lo que parece y todo puede pasar. Todo empieza la noche en que Sarah, harta de cuidar de su hermanito Toby, recita para asustar al pequeño un juramento sacado de uno de sus libros preferidos, para que asi el Rey de los Goblins se lo lleve muy muy lejos, a su castillo, y no tenga que aguantar al mocoso mas. Pero esas palabras tienen graves consecuencias para Sarah, puesto que el Jarred, el Rey de los Goblins existe de verdad (interpretado en la cinta por un histrionico y genial David Bowie, con estetica ochentera inolvidable a la par que hortera que te pasas) y enseguida, aparecera para llevarse al niño como Sarah reclamaba. Arrepentida, la joven ruega a Jarred que le devuelva a su hermanito, pero este, que tiene la intencion de convertirle en un goblin, no accede. Para recuperar a Toby, Sarah debera cruzar el complicado laberinto y llegar al centro, al castillo, antes de la medianoche.

Con esta premisa, comienza la aventura de nuestra protagonista. Pero los obstaculos del laberinto no son para nada casuales: en realidad, el laberinto es el viaje de Sarah hacia la maduracion y el autoconocimiento. Para empezar, esta lo mas complicado... ¿Que camino elegir? Enseguida, Sarah se da cuenta de que lo mas extraño del laberinto es que no tiene giros ni puertas. Extraño, si, pero... no todo es lo que parece. En realidad, esos giros y puertas si existen, solo que Sarah debera cambiar su prespectiva para verlos, aceptando que las cosas no pueden darse por sentadas ni ser siempre como queremos. Despues de eso, esta el dilema: dos personajes, Alf y Ralph, con dos escudos y dos rostros cada uno, guardan dos puertas. Una conduce al castillo, la otra, no. Los dos rostros de abajo no saben que puerta es cada cual, y de los de arriba, uno dira la verdad, el otro, mentira. Sarah intenta emplear la logica, pero falla al resolver el dilema, y cae. Desde abajo, seguira no obstante, su camino, recopilando mas amigos que la ayudaran. Haggard, el enano, sera de gran ayuda desde el principio, aunque tambien su cobardia le llevara a traicionar a Sarah, poniendo asi a prueba su capacidad para perdonar. Ludo, la amable bestia a la que Sarah rescata, se convertira en un amigo leal. Y luego estara sir Didimus, el valiente y peleon personajillo. Juntos, cruzaran el apestoso Pantano del Hedor Eterno. Sera entonces cuando Haggard traicione a Sarah, ofreciendole el melocoton que Jarred le dio para ella. Al comerlo, Sarah queda atrapada en una de las bolas de cristal de Jarred, en un extraño baile de mascaras. Pero rompe el hechizo, liberandose al estrellar una silla con el cristal. Al volver, ha olvidado su objetivo, ha olvidado el porque esta en el laberinto. En el vertedero donde aparece, una anciana cargada de chatarra devuelve a Sarah su cuarto de cuando era niña, y todos los juguetes de su infancia. Sorprendia y encantada, la joven desea por un momento quedarse alli, renunciar a todo y parar en el tiempo de esa niñez que en realidad, deberia abandonar. Pero entonces, recuerda su objetivo, y se reune con sus amigos de nuevo para cumplirlo. llevando a cabo el asalto final a la Ciudad de los Goblins.


Asi que durante su viaje, Sarah se enfrentara a todos esos dilemas que marcan el final de la infancia y el comienzo de la vida adulta: que camino escoger en la vida, aceptar el hecho de que las cosas no siempre son como uno quiere, y no perder nunca de vista los objetivos mas importantes, no dejarse distraer con recuerdos porque la vida, tristemente, no vuelve atras. Y hay que tener una gran fuerza de voluntad para no perderse en ese camino tan complicado. Sarah demuestra tenerla al romper el cristal de Jarred, al recordar que su mision era rescatar a Toby, y al final, al enfrentarse al Rey de los Goblins, rechazando su oferta. "Amame, tememe, y todo cuanto quieras sera tuyo" "Mi voluntad es mas fuerte que la tuya" declara ella. Sarah ya no es una niña, y su hermanito es su responsabilidad, entre otras muchas cosas. Pero eso no quiere decir que no puede seguir divirtiendose. Madurar significa cambiar y aprender, pero es mucho mejor si se hace sin perder esa frescura, esa pureza e inocencia que tenemos de niños. Desde el principio de la cinta, en que la vemos jugando disfrazada en el jardin, a su cuarto lleno de cuentos y libros, se nos deja claro que Sarah es una joven con una gran imaginacion, que sigue disfrutando de las mismas historias que seguramente, encantan a los niños de la edad de Toby. Cuando al final de la pelicula todos sus amigos del laberinto se despiden de ella, Sarah les deja claro que aun les necesita. Porque crecer no implica perder la imaginacion, ni dejar de creer en los sueños ni en la magia. Y porque la vida es mucho, mucho mas divertida si uno se permite algun preciado momento para volver a ser un niño durante al menos, un ratito.

En definitiva, un clasico que forma parte de la infancia de muchos que fuimos niños en los 80 y primeros 90, y que me encanta haber recordado de nuevo al verla y descargarla (ya que no la emitian) puesto que me he dado cuenta de que no solo esta llena de magia, y magnificamente hecha, sino tambien de lo muchisimo que se le puede sacar vista desde una prespectiva mas adulta. ¿Veis, como merece la pena echarle de nuevo un vistazo a todas esas historias que nos encandilaron de niños, y ver todo lo que pueden aportar?

1 comentario:

Ana Pepinillo dijo...

Me encanta, no hace mucho me la bajé y no sé donde meti el cd. llevaba al princesa prometida, ésta, los gonies y un par más... jo, ¿donde estará?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...