martes, 10 de noviembre de 2009

ESPECIAL VAMPIROS Y HOMBRES LOBO: HOMBRES LOBO, 1ª PARTE; Origen del mito


Y seguimos adelante con nuestro especial, que espero os este resultando interesante. En esta ocasion centra nuestra atencion el mito del ser mitad bestia mitad hombre... el mito del hombre lobo. Para comenzar a analizarlo, nos remontaremos al origen griego de la palabra con la que a menudo se llama tambien a estos seres: licantropos. Licantropo proviene de lycon, que significa lobo en griego clasico, y de anthropos que significa ser humano ( pensemos en antropologia, antropologo, antropomorfo o antropofago ) Es en la antigua Grecia donde parece que nos encontramos los primeros rastros de este peludo ser, con el mito de Lycaon, Rey de Arcadia. Cuentan que Lycaon cometia en nombre de los dioses terribles atrocidades, que el y sus hijos celebraban sacrificios donde incluso devoraban a niños. Como castigo, Zeus los transformo en aquello en lo que, de todos modos, se estaban transformando: depreradores. Lobos entre los hombres. Y es que todos sabemos que estos antiguos dioses paganos no se andaban con tonterias con los mortales.

Sin embargo, el mito de personas que se transforman en animales no es nada nuevo: si echamos un vistazo a la mitologia clasica, vemos que el propio Zeus constantemente recurre a este viejo truco, transformandose en cisne, toro o en lo que se tercie para engañar a su augusta esposa Hera, y seducir a alguna hermosa doncella, ya sea mortal o semidiosa. En la mitologia nordica estan tambien presentes los Berserker, Hombres- Oso que eran guerreros temibles y feroces. Y en las tradiciones nativas americanas, no es raro encontrar leyendas o chamanes que hablen de historias parecidas, dada la intima conexion con la naturaleza de estas culturas. Y es que el mito del hombre lobo, es en parte el regreso a un estado primitivo de libertad, donde la conciencia humana ya no importa. Tiene que ver con la bestia interior que todos llevamos, y que a veces las normas y convenciones humanas no permiten salir. Es muy curioso tambien como, a pesar de que tradicionalmente ha sido siempre un mito masculino, durante la Edad Media era mas comun en femenino, atendiendo a la leyenda de la mujer loba.

Y es precisamente en esta epoca, en la Edad Media con todo su oscurantismo y su supersticion, donde el mito del licantropo se funde con el del vampiro. En Centroeuropa se emplea la misma palabra ( vrykolakas ) para llamar a ambos seres. A los supuestos hombres lobo se les tiene el mismo temor que a los vampiros, y escritos religiosos o supuestamente medicos igualmente advierten sobre este peligro. Se les culpa por igual de las epidemias de peste, y la condicion de licantropo se considera o bien una maldicion o una enfermedad, a menudo confundiendose tambien con la rabia ( como el vampirismo ) o con la epilepsia ( enfermedad compleja donde las haya incluso hoy en dia, que ha sido tomada por maldicion, locura, licantropia y cantidad de cosas inimaginables mas ) Y si la profiria se alzo con el titulo de "enfermedad del vampiro", sin duda la que se alza con el titulo de "mal del hombre lobo" es la hipertricosis, una curiosa enfermedad congenita que produce, sin causar aparentemente otros males mayores, un crecimiento anormal del vello de todo el cuerpo, de modo que la persona que la padece queda cubierta del todo de un vello hirsuto y espeso, como el de cualquier animal. Las personas que han padecido esta enfermedad a lo largo de la historia han tenido la desgracia de ser marginadas por ese aspecto peludo tan poco comun, o tratadas como rarezas o monstruos de feria. En el mejor de los casos, encontraban trabajo entreteniendo a las clases altas, como atraccion, sacando al menos provecho de su curiosa condicion, o a veces, encontraban a alguien dispuesto a estudiar su caso de un modo serio y mas o menos respetuoso con su dignidad.

El modo en que uno se convierte en hombre lobo difiere tambien bastante de unos lugares a otros. Lo mas comun, como en el caso del vampiro, es recibir la mordedura de un licantropo. Pero tambien hay quien asegura que puede ocurrir por una maldicion externa, por beber la misma agua de la que ha bebido un lobo anteriormente, o, cosa muy curiosa, por ser el septimo hijo varon de un septimo hijo. Esto ultimo podia darse con gran facilidad en epocas en que la descendencia era numerosa, quiza extender esta supersticion funcionara como medida del control de la natalidad, o quiza todo tenga que ver con el eterno valor magico y cabalistico del numero siete. La manera en que se mata a un licantropo tambien es diferente segun el folclore de cada sitio: las balas de plata suelen funcionar, y tambien el fuego, pero hay que asegurarse siempre de que el ser este completamente muerto, y deshacerse de sus restos de la forma adecuada, o podria regresar.

La forma en que se presenta el hombre lobo puede ser distinta tambien, atendiendo a las distintas tradiciones. A veces, simplemente aparecera con la forma completa del animal, quiza como un lobo de enorme tamaño y destacable ferocidad e inteligencia. En otras ocasiones, la tranformacion sera menos agradable, y la criatura se aparecera como un ser medio hombre medio bestia, dispuesta a atacar todo lo que se le ponga en el camino. Y en otras ocasiones, particularmente en versiones mas edulcoradas y dedicadas a la infancia, la cosa se quedara en que, simplemente, al tipo le crece un rabo y le sale un monton de pelo. Y por supuesto, la luna llena o el florecimiento de la belladonna pueden tener que ver en esta trasnformacion. En cualquier caso, sin duda este mito ha elegido bien al animal en que metamorfosearse. El lobo en si encierra un tremendo simbolismo, como eterno rival del hombre por los recursos alimenticios, como deprerador y como bestia devoradora de corderos. Pensemos, sino, en quien es siempre el malo de los cuentos y fabulas infantiles. ¿Quien queria devorar a Caperucita? ¿Quien pretendia merendarse a los Tres Cerditos? El lobo, claro esta. Quiza es que, muy en el fondo, lo que realmente nos gustaria en tener el instinto, los sentidos, la fuerza, la valentia y la nobleza de esta animal, que por cierto, tan cara ha pagado su fama de malo del cuento. "El hombre es un lobo para el hombre" afirmo en un ocasion el filosofo Thomas Hobbes. Y ciertamente, podemos ver lo mucho en que en ocasiones, hombres y lobos nos parecemos. Podemos matar incluso a nuestros congeneres, pero tambien es cierto que vivimos, mas o menos bien avenidos, en una estricta sociedad con sus normas bien escritas, que no permiten salirse mucho de las reglas de la manada. Podemos pertener a ella, o ser lobos solitarios. Podemos ser hombres que se comportan como animales... o animales civilizados. Y quiza sea esta dicotomia la que tanto nos fascina del mito.

En la proxima entrega de este especial, nos tocara analizar como ha tratado el cine ya la literatura la figura del licantropo, mencionando algunos de los mas destacados libros y peliculas en que vemos a este peludo personaje. Y terminaremos intentando desentrañar los secretos de la rivalidad entre las dos especies, vampiros y hombres lobo. Espero que os guste.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...